somos-madridistas-epica blanca-juanito

No ha habido un futbolista igual

Pasaron ya más de 27 años «molto longos» sin un futbolista diferente, genial, rabioso y, sobre todo, madridista. Nació en Fuengirola y creció en la cantera del Atlético. Se lesionó y el club rojiblanco no le esperó. Recaló en el Burgos.

Pero el Real Madrid llamó a su puerta. Ganó cinco ligas (1978, 1979, 1980, 1986 y 1987), dos Copas del Rey (1980 y 1982), dos Copas de la UEFA (1985 y 1986), una Copa de la Liga (1985) y un trofeo de máximo goleador (1984).

Pero lo que nos dejó fue, sobre todo, su pasión desbordada. Por ejemplo, la Liga del 81, perdida porque Zamora marca el gol que daba el título de Liga a la Real Sociedad mientras Juanito está caminando de rodillas en Valladolid celebrando el título. O su mítico 90 minuti en el Bernabéu son molto longos, para precisar ese miedo escénico del Bernabéu, ese Madrid ardiente como él, de grandes fracasos e increíbles remontadas. La vez que se va del campo dando saltos al ser sustituido, incapaz de disimular su pasión.

Pasaron ya más de 27 años molto longos sin un futbolista diferente, genial, rabioso y, sobre todo, madridista. Clic para tuitear

Y el lado oscuro: cuando le sancionan 2 años sin jugar por menear a un árbitro en 1978 en la Copa de Europa.»Es injusto e improcedente. No le pegué, solo le llamé hijoputa, y eso es costumbre en España, todos se lo decimos a los árbitros». O el pisotón en la cabeza a Mathaus en 1987. «En mi carrera deportiva he tenido dos «yos». Hoy he cometido una torpeza. Estoy arrepentido, siento haber hecho eso. He metido la pata, he cometido una torpeza. Me maldigo, maldigo ese comportamiento tan irracional que había tratado de educar», explicaba.

Volvió al Málaga. Curro Romero le cortó literalmente la coleta en 1989. Se hizo entrenador del Mérida y, tras ver a su Madrid en un partido ante el Torino, perdió la vida en la carretera el 2 de abril de 1992.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí