Fortalezas y debilidades del Real Madrid frente al Clásico

Real Madrid atraviesa un excelente momento. Ha sabido explotar sus debilidades a lo largo de las últimas temporadas.

Con una pretemporada que daba la sensación de un Real Madrid sin rumbo, el equipo blanco ha encontrado la senda de la regularidad y un sistema de juego reconocible. Analicemos el Real Madrid cara al clásico tanto sus fortalezas como sus debilidades.

Fortalezas

El Real Madrid suma a día de hoy dos empates y siete victorias, resultados gracias las medidas tomadas por el Mister Zidane y con ello viendo mejoría en toda la plantilla.

Zidane detecta el talento precoz, casos como el de Rodrygo en la delantera y la consolidación de Valverde como uno de los pilares en la medular han permitido al mister tener más margen de maniobra para encontrar un sistema estable.

Versatilidad táctica

El Real Madrid había encontrado la estabilidad en el 4-3-3, pero llegó Zidane sorprendió ante el PSG jugando con 4 centrocampistas.

Esto dio a al Real Madrid un empate, pero jugó su mejor partido de la temporada: tuvo la posesión, fue vertical, acumuló muchas ocasiones de gol y minimizó cuanto pudo los peligrosos contragolpes del rival.

La evolución de Courtois y la coordinación entre Ramos, Varane y Carvajal son la base de la mejora de la retaguardia del equipo.

Debilidades

Ausencia de Hazard y Benzema

Hazard lo veíamos recuperando su mejor nivel y su asentamiento en el sistema iba cada vez a mejor. Además de su desborde y desequilibrio, su capacidad para atraer rivales abría las puertas para que sus compañeros encontrarán con más facilidad posiciones de peligro.

Benzema se ha convertido una pieza fundamental para el Real. Ya la temporada pasada fue uno de los pocos que se mantuvo firme ante los momentos bajos. A día de hoy tiene 15 goles y 7 asistencias en toda la temporada y su influencia en la parcela ofensiva es vital para un Real Madrid. Lo dicho echaremos mucho en falta a esta pareja

El Míster podría estrenar titularidad

Valverde, centrocampista uruguayo, tiene experiencia ante el Barcelona: la temporada pasada entró por Casemiro en la segunda parte en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey y repitió en Liga.

Quienes sí debutarán son Mendy y Rodrygo. El lateral francés entrará en el once si Marcelo no se recupera a tiempo de su lesión y Rodrygo se disputará un hueco en la banda derecha del ataque blanco con Gareth Bale.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí