somos-madridistas-intercontinental-seguridad-carlos tovar pulido

El Real Madrid ganó al Vasco de Gama en el Estadio Nacional de Tokyo en 1998

El 1 de diciembre de 1998, el Real Madrid se proclamó campeón del mundo por segunda vez en su historia. Esta vez derrotó al Vasco de Gama en la Copa Intercontinental. La final se disputó en el mítico Estadio Nacional de Tokio. Y será siempre recordada por el golazo que Raúl regaló a la historia del fútbol. El capitán madridista decantó el partido hacia el lado madridista en los instantes finales dejando sentados en el área a varios defensas brasileños. Es lo que tienen los grandes jugadores, brillan en los momentos clave.

Antes de aquella jugada histórica, los blancos se adelantaron en el marcador gracias a un gol en propia puerta durante la primera parte. El tanto llegó tras un centro de Roberto Carlos, que Nasa rechazó desafortunadamente a su portería. Tras el medio tiempo, el Vasco de Gama consiguó empatar el marcador por medio de Juninho, pero Raúl resolvió el partido con su espectacular tanto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí